La nave, que incluye un orbitador, un módulo de aterrizaje y un rover, cartografiará la superficie del planeta rojo utilizando sus cámaras y otros sensores para recopilar más datos, específicamente sobre su posible sitio de descenso

La sonda china Tianwen-1 ha entrado en una órbita de estacionamiento temporal alrededor de Marte previo al amartizaje en el planeta rojo en los próximos meses, informó el miércoles una agencia de la nación asiática.

A las 06:29 (hora de Beijing), Tianwen-1 entró en la órbita de estacionamiento, con su punto más cercano al planeta a 280 km y el punto más lejano a 59,000 km. A Tianwen-1 le tomará alrededor de dos días marcianos completar un círculo (un día marciano es aproximadamente 40 minutos más largo que un día en la Tierra), dijo la La Administración Nacional del Espacio de China (CNSA).

Tianwen-1, que incluye un orbitador, un módulo de aterrizaje y un rover, funcionará en órbita durante unos tres meses. Durante ese tiempo, cartografiará la superficie de Marte utilizando sus cámaras y otros sensores para recopilar más datos, específicamente sobre su posible sitio de amartizaje.

“Esta (la sonda) llevará a cabo una sonda avanzada al área de aterrizaje. Tomará fotos de la zona de aterrizaje varias veces y juzgaremos la topografía y la tormenta de polvo en el área de aterrizaje preseleccionada. Calcularemos toda esta información en preparación para un aterrizaje seguro”, dijo Tan Zhiyun, diseñador en jefe adjunto de la sonda de Marte de la Academia China de Tecnología Espacial (CAST).

Tianwen-1 fue lanzado el 23 de julio de 2020 desde el sitio de lanzamiento de la nave espacial Wenchang en la provincia insular de Hainan, en el sur de China.

En esta imagen de archivo proporcionada por la Administración Nacional del Espacio de China el miércoles 16 de diciembre de 2020, se muestra la sonda Tianwen-1 en camino a Marte. (CNSA via AP, Archivo)

“Esta (la sonda) llevará a cabo una sonda avanzada al área de aterrizaje. Tomará fotos de la zona de aterrizaje varias veces y juzgaremos la topografía y la tormenta de polvo en el área de aterrizaje preseleccionada. Calcularemos toda esta información en preparación para un aterrizaje seguro”, dijo Tan Zhiyun, diseñador en jefe adjunto de la sonda de Marte de la Academia China de Tecnología Espacial (CAST).

Tianwen-1 fue lanzado el 23 de julio de 2020 desde el sitio de lanzamiento de la nave espacial Wenchang en la provincia insular de Hainan, en el sur de China.

La sonda ha estado viajando en el espacio durante 215 días y actualmente se encuentra a unos 212 millones de kilómetros de la Tierra. Entró en la órbita alrededor de Marte el 10 de febrero y realizó dos ajustes orbitales el 15 y el 20 de febrero.

El objetivo final de la misión es aterrizar suavemente un rover en mayo o junio para patrullar y explorar más en la superficie de Marte. De resultar exitoso, el amartizaje de Tianwen-1 convertiría a China en el segundo país, detrás de Estados Unidos, en llevar un vehículo espacial a la superficie de Marte.

El vehículo impulsado por energía solar, del tamaño de un carrito de golf, recogerá datos sobre las aguas subterráneas y buscar evidencias de que el planeta pudo albergar alguna vez vida microscópica.

Tianwen, el título de un antiguo poema, significa “Búsqueda de la verdad celestial”.

Esto surge luego del amartizaje de la sonda Perseverance de Estados Unidos ocurrido el jueves pasado, cerca de la desembocadura de un antiguo río en el cráter Jezero para buscar señales de una antigua vida microscópica.

Aterrizar un vehículo espacial en Marte es notoriamente complicado. Alrededor de una decena de sondas han fracasado en el intento. En 2011, un transbordador chino con destino al planeta rojo fue parte de una misión rusa que no logró salir de la órbita de la Tierra.

El intento de China involucrará un paracaídas, disparos de cohetes y bolsas de aire. El lugar de aterrizaje propuesto es una vasta llanura rocosa llamada Utopía Planitia, donde la sonda estadounidense Viking 2 aterrizó en 1976.

(Con información de Reuters y AP)