El viento solar pasaba por la Tierra a más de 600 km / s el 21 de marzo cuando, de repente, una cinta rosada de luz serpenteó por el cielo de Foxholes, NWT, Canadá. John David McKinnon fotografió el fenómeno:

“Fue una noche llena de auroras activas, algunas de las cuales estallaron con una explosión extra de energía e iluminaron el cielo con una fascinante ‘Franja Rosa’”, dice McKinnon.

Esto también se conoce como la “franja de nitrógeno”. La mayoría de las auroras son verdes, el color de los átomos de oxígeno golpeados por partículas energéticas desde el espacio entre 100 y 300 km sobre la superficie de la Tierra. El rosa aparece cuando las partículas energéticas descienden más bajo de lo habitual, chocando contra las moléculas de nitrógeno a un nivel de 100 km y menos. Una ráfaga de viento solar extra penetrante pintó así los cielos de Canadá temporalmente de rosa.

Otra corriente de viento solar de alta velocidad llegará a la Tierra dentro de 4 días.

spaceweather.com