La compañía de Elon Musk, quiere probar el primer vuelo orbital de la nave espacial Starship. Para lograrlo, la empresa ya pidió la autorización a la Comisión Federal de Comunicaciones de EE.UU. Como nos dice Rafael Romo, el prototipo, equipado de un propulsor, despegará de Boca Chica, Texas, desde donde se dirigirá a la órbita para terminar aterrizando en la costa de Hawai.